La antigua iglesia de Santa María fue reformada y aún se conserva su esbelto campanario, que se transformó en el depósito del pueblo. Actualmente es la sede del ayuntamiento.

Originariamente se trataba de una iglesia de estilo gótico tardío, con algunos elementos de los siglos XII-XIII y según la tradición habría sido bendecida por San Oleguer.

Un magnífico panel de azulejos catalanes del siglo XVII, se conserva en la rectoría, la cual también conserva elementos góticos y renacentistas.

Location: Vilabella